Con ponencia del magistrado Luis Alonso Rico, la Corte Suprema de Justicia – Sala Civil mediante sentencia SC-56902018 de 19 de diciembre de 2018, se refirió al tema de los elementos de la promesa de compraventa, dentro de un caso en el que unos particulares se obligaron a ceder, mediante un convenio, los derechos que consideraban tener sobre un inmueble, obteniendo como contraprestación el pago de un precio que resultaría del avalúo que se practicara sobre el bien. No obstante, como los derechos prometidos de los cedentes no aparecían en la escritura del bien inmueble y solo existía la afirmación de aquellos, el negocio jurídico no se pudo llevar a cabo.

En este orden, la Corte Suprema recordó que la promesa de celebrar un contrato solo produce efectos cuando satisface de una parte los presupuestos generales a saber:

  • Definir las partes que habrían de concurrir a celebrarlo.
  • Definir los bienes sobre los que recaerá ese pacto ulterior.
  • La contraprestación pactada (si a ello hubiere lugar).
  • La época de celebración de esa convención conclusiva.

Y además, cumpla los siguientes requisitos sin los cuales no produce efectos:

  • Estipulación por escrito.
  • El negocio prometido no debe ser de aquellos que las leyes declaran ineficaces por no concurrir los requisitos de ley.
  • Contienen un plazo o condición.
  • Se fija la época de celebración del contrato prometido.
  • Para su perfeccionamiento solo se requiere la tradición de la cosa o las formalidades legales.

Cuando se menciona que sin el cumplimiento de estos requisitos la promesa no produce efectos se quiere significar que esta está afectada de nulidad absoluta, la cual es insaneable.

A manera de resumen se recordó por la Sala Civil que “el objeto principal de la promesa se contrae a establecer unas bases ciertas, claras y vinculantes, esto es, el marco jurídico suficiente que conduzca a la efectiva perfección del acuerdo final”.

Por lo tanto, solo con la concurrencia de estos requisitos generales y específicos es posible afirmar el carácter vinculante de la promesa, así como su validez.